domingo, 17 de abril de 2016

a-24 Estanque de la Gruta

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.


***

   La Boca de Hades estaba incluida en un nuevo estanque, éste, en forma de L y atravesado por un paso a nivel del suelo de la primera terraza, incluye varios elementos. De nuevo, al igual que ocurría en el Friso de los animales, un zoológico de piedra nos sitúan frente a un Pasatiempo en clave de Museo de Historia Natural, aportando conocimiento y ayudando a la construcción intelectual del visitante.




(Parte 45) Estanque de la Gruta.


   Este estanque, dividido en dos zonas diferenciadas, la de la Boca de Hades y la que servía para desembarco de los visitantes (llegaban desde el Pabellón), ha presentado un cambio drástico desde que el parque perdió el esplendor de antaño. Estamos ante el enésimo rincón con claro protagonismo de agua, el lugar de arranque de la zona alta y aterrazada del parque y el primer lugar en el que veríamos un nuevo material, una peculiar piedra extraída del fondo marino. Pero no nos adelantemos, veamos primero un esquema sencillo del estanque.


   Distinguimos una docena de elementos principales dentro del Estanque, más varios secundarios y dos, de gran importancia, situados en su entorno.




   Empezaremos el recorrido por el Estanque de la Gruta en la Boca de Hades, al lado de la cola del monstruo vemos dos aperturas en el muro que nos permiten ver el interior de las cuevas subterráneas del parque. En la más cercana al monstruo encontramos el primer elemento a destacar.



Susana y los ancianos

   Vemos los restos de una escultura realizada en hormigón (el material predominante en todo el estanque) que nos resulta familiar. Podría ser la segunda representación del relato bíblico Susana y los viejos, ya visto y analizado en la entrada dedicada al Estanque del Retiro (2ª parte). Si de la Susana del Estanque del Retiro apenas quedaba nada, en esta ocasión los vándalos fueron todavía más destructivos. La similitud con esculturas clásicas desmembradas a las que tan acostumbrados estamos, nos hace no apreciar extrañeza alguna en esta figura femenina descuartizada. Incluso podríamos pensar que este era su forma original.




Ballena

  El muro en el que se ubica la Boca de Hades y el situado enfrente tienen una distribución semejante, es decir, las conchas forman un marco que recoge a la figura principal, pero en esta ocasión, el interior del marco está completamente ocupado por conchas, repitiendo la estética del Estanque del Retiro. El motivo principal de este muro es una ballena. El material empleado para realizar este relieve es una curiosa piedra, se trata de un material extraído del fondo mar, donde fue perforada por algún tipo de animal marino, quizá un crustáceo. Estas perforaciones irregulares y diferentes, le dan un encanto especial a la figura. Tanto en este estanque como en la Gruta de la Recoleta y en las cuevas veremos este material como base del particular zoo que se nos presenta. En el estanque hay un total de 11 animales:

Estanque de la Gruta 
Ballena, oso polar, rinoceronte, dos hipopótamos, dromedario, camello y un animal sin identificar.

Gruta de la Recoleta
Jirafa y Elefante

Cuevas
Llama, Elefante, Camello y Dromedario.


Vemos en esta fotografía la particular piedra empleada en los relieves zoomórficos, además podemos apreciar el fondo de conchas y los carteles realizados con cantos rodados dentro de un fino marco de pequeñas conchas.



Estanque de la Gruta (zuecos)

   Acabamos ya con la zona de la Boca de Hades, a través de un arco pasamos a la siguiente zona del Estanque de la Gruta. Sobre dicho arco pasa un camino situado en la primera terraza y en su frente podemos ver uno de los numerosos carteles que indicaban los nombres de los rincones del parque. En esta ocasión leemos ESTANQUE DE LA GRUTA.


   Aparecen en este paramento dos elementos un tanto extraño y de difícil interpretación. Una pareja de zocas.


Fotografía de Ruth Matilda Anderson
Fuente: Pinterest




Pasatiempo - 1893

   En el borde oeste del parque aparecen dos textos muy importantes. Un canal corre paralelo al estanque recogiendo las aguas de lluvia, en él, justo antes de las escaleras que bajan hasta el nivel del agua, podemos leer PASATIEMPO. El texto lleva años tapado por la grava que forma los firmes del parque y apenas se ve, pero debo agradecer a Antonio Rodríguez Arnao las fotos y el descubrimiento de este detalle. En el borde de hormigón anexo a ese canal, y a escasos metros del texto anterior, frente a la entrada de la Gruta de la Recoleta podemos ver una cifra que nos sirve para situar en el tiempo el comienzo de las obras del parque, 1893.

El texto 1983 está formado por pletinas metálicas embebidas dentro del hormigón.

El texto PASATIEMPO está formado por cantos rodados negros, blancos y rojizos. (Fotografía de Antonio Rodríguez Arnao)

(Fotografía de Juan Antonio Rodríguez Arnao)



Mosaicos de jarrones realizados con conchas

   Entremos ya en el estanque principal, en primer lugar destaquemos los mosaicos realizados con conchas que rodean a varios "animales" del estanque. Servirían de recursos para llenar los paños de muro que quedarían libres entre elementos más principales. En las dos caras mayores del estanque vemos que flanquean al Rinoceronte y al nicho central situado bajo las escaleras de acceso al parque, la zona a la que llegaba la rampa proveniente del Pabellón. Forman un arco de medio punto que recoge en su interior una pequeña columna sobre la que descansa un jarrón del que sale una planta.



Rinoceronte

   El Rinoceronte se encuentra situado bajo el eje formado por el Lagar y la Fuente del Pescador, eje seguido por el conducto que evacua el agua desde dichos elementos al Estanque de la Gruta. De nuevo vemos tanto en el animal en relieve, como en el fondo y el cartel, los mismos materiales que en la ballena. No podemos apreciar los característicos cuernos de los rinocerontes, que no se salvaron durante el abandono del parque.




Oso Polar

   Cerca del muro norte del estanque podemos ver al Oso Polar, muy poco parecido a un oso de verdad, debemos de fiarnos del cartel que lo acompaña. Es de suponer al revestir que las figuras con esta piedra, escogida por su peculiar textura y a las que no se le querría tallar y dar forma, se buscaba más un efecto visual que un parecido fiel, de haber sido así habrían realizado los animales con hormigón. Podemos apreciar de nuevo los tubos de plomo que ya habíamos visto en el Friso de los animales. Es de suponer que tuvieron en origen la función de fuentes, aunque es difícil de entender porque se han empleado diámetros tan reducidos, lo que facilita que puedan atascarse con facilidad.






Susana y los viejos

   El estanque está presidido en cierto modo por la tercera y última representación del relato bíblico de Susana y los viejos. En un estado de conservación semejante al del Estanque del Retiro (2ª parte), podemos apreciar a una mujer desnuda a punto de darse un baño. Presenta ciertas modificaciones respecto a la Susana del Retiro, ya que aquella conservaba una mano aguantando la tela que ocultaba su pierna izquierda, mientras que ésta mantiene la tela en la misma pierna, pero apoya la mano en las rocas que le sirven de asiento, en esta ocasión podemos ver el brazo completo de la mujer, vemos marcas de roturas bajo el hombro y sobre la muñeca, lo que nos indica que debió de haber sido arrancado del sitio y repuesto, seguramente, en las tareas de rehabilitación del parque.





Camello y dromedario

   En el muro que se encuentra tras Susana podemos ver dos nuevos animales. Jugando con las rampas de un canalón y unas escaleras, parece que ambas figuras se encontrasen en movimiento. En este caso hay zonas hormigonadas como la cabeza del dromedario, creándose un auténtico collage de materiales, incluso el ojo parece estar formado por una piedra negra. Destacar que este muro tiene distinto tratamiento que los anteriores. El hormigón revestido con conchas deja paso a la mampostería. Los carteles siguen teniendo cantos rodados, pero desaparece el marco de conchas.






Hipopótamo

   A la izquierda de Susana podemos ver el primero de dos Hipopótamos. De nuevo vemos un cartel y el mismo uso de los materiales.




Nicho y mosaicos de conchas

   En la zona central de este muro vemos dos nuevos mosaicos de conchas, entre ellos vemos un nicho que contuvo una fuente metálica.


 Gracias a las fotografías que Antonio Rodríguez Arnao publicó en el Anuario Brigantino de 2015 (que vio la luz en septiembre de 2016) pudimos saber por fin qué contuvo este nicho. Una mujer desnuda de cintura para arriba, cargando con una enorme concha sobre su cabeza formando el vaso de la fuente, dicha concha enorme sobre la cabeza emparentan la figura con la Fuente del Pescador, situada justo enfrente. Esa enésima fuente con formas femeninas se encuentra debajo de la zona en la donde desembarcaba la rampa que llegaba desde el Pabellón, justo del otro lado del muro existe otro nicho, también vacío actualmente.

Este mosaico está situado entre el Oso Polar y el Rinoceronte, bajo los textos 1893 y PASATIEMPO.

Éste tiene a ambos lados un Hipopótamo y un nicho que contenía la escultura de una figura femenina.
El mosaico que se ve a la derecha de la fotografía, se vino abajo parcialmente abajo en febrero de 2017 tras años de pasividad del Ayuntamiento.

Fotografía de Antonio Rodríguez Arnao


Animal (sin identificar)

   A la izquierda del conjunto anterior vemos otro nuevo animal. En esta ocasión ningún letrero nos indica a qué especie pertenece. Dicho animal se vino abajo con el derrumbe ocurrido en febrero de 2017.




Hipopótamo

Cambiamos de nuevo de muro, frente al de Susana, el Dromedario y el Camello podemos ver otro Hipopótamo. De nuevo el muro trasero es de mampostería, sin conchas ni cartel, como ocurría con el anterior animal. Pero las formas características del hipopótamo no dejan lugar a dudas.

En esta fotografía, realizada durante unas labores de mantenimiento, podemos ver la red de tuberías existente y el estanque casi vacío del todo. Las patas nos confirman lo que nos indicaba su peculiar cabeza, que se trata de un nuevo Hipopótamo.



¿Cómo era antes del abandono?

   Por desgracia casi ninguna fotografía recogía el interior del estanque. Podemos ver, eso sí, fotos de las barandillas que aseguraban su entorno. Es ahí en donde vemos el gran cambio que vivió esta zona del parque.

En esta fotografía vemos el animal sin identificar. Podemos observar como la vegetación dominaba la parte baja del parque ya abandonada por aquel entonces. La figura blanca entre los dos chicos de la derecha es la Estatua de la Caridad (gracias a Angel Arcay por la foto)




Observamos una estructura de madera a modo de barandillas y pasarelas situada sobre el Estanque de la Gruta, aparentemente serían 3 los puentes o pasarelas que pasan sobre el estanque. Esto cambiaría totalmente el concepto que de él tenemos ya que no estaría descubierto, sino que sería cubierto parcialmente. Claramente son elementos de madera y el diseño es semejante al que se realizaría en hormigón en varias zonas del parque. A la izquierda vemos un elemento de piedra, la Fuente del Pescador, a la derecha estaría en ambas fotos la zona baja del parque.

Fuente: Exposición "Historia de Betanzos en fotografías" de Ton Pena y Moncho Presedo
Vemos el estado en que quedó el pozo de la Fuente del Pescador y el Estanque de la Gruta tras años de abandono. Destaca el nicho vacío sobre el triángulo que generan ambas escaleras. Será una tónica en todo el parque la duplicidad de escaleras. Indicando esa idea masónica de los diferentes caminos para llegar a un mismo destino, o simplemente de dos caminos diferentes que llevarán a lugares diferentes, esta última posibilidad quizá se da más en las grutas y pasadizos que en las escaleras.

2 comentarios:

  1. A pouquiños, nestes anos de pasatiemperismo radical sodes moitos os que axudades con aportacións que valoro un huevazo.

    ResponderEliminar