miércoles, 23 de marzo de 2016

a-21 Fuentes "Wallace"

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.



   Varias palabras salen una y otra vez cuando uno habla o escribe sobre el Pasatiempo, dos de ellas son filantropía y fuente. La filantropía que tanto quiso poner en práctica Don Juan García Naveira y las numerosas fuentes que llenaban todo el parque, se unen de un modo curioso en esta zona del parque. En esta ocasión veremos uno de los elementos desaparecidos de la parte alta del parque. A menudo tenemos la idea de que esta parte fue siempre tal y como la conocemos, pero no, veremos éste y algún otro elemento que han desaparecido. Pero hoy nos quedaremos a contemplar y estudiar algo más dos fuentes que se encontraban en la primera terraza, próximas al Estanque del Retiro, en medio del círculo que formaban las palmeras.




(Parte 42) Fuentes "Wallace".

Una de las fuentes tipo Wallace, famosas en la época.
Fotografía de Loty (1928-1936)

     En la explanada que hay entre el Estanque del Retiro y el cierre con el antiguo camino (actual Avenida Manuel Fraga Iribarne), existían dos fuentes diferentes a las del resto del parque. Se trataba de dos bellas y pequeñas fuentes, no se encontraban pegadas a muro alguno, como la mayor parte de fuentes de la zona alta (Fuentes del muro de los azulejos, Fuente de la agriculturaFuentes y Fuente de los animalesni se trataba de las clásicas y monumentales como las de la parte baja (Fuente de las cuatro estaciones y  Fuente Florentina). La historia de estas fuentes esconde algo mucho más cercano al parque de lo que pudiera parecer. Vamos a ello, expliquemos qué diantres es una fuente "Wallace".


Postal
6.-Betanzos-El Pasatiempo.Estanque del Retiro.
 (Fuente: Todo colección)

   Richard Wallace (1818 - 1890) fue un filántropo británico que realizó algunas de las numerosas obras de caridad llevadas a cabo por la burguesía en el Paris de 1870. La guerra entre Prusia y Francia fue el conflicto bélico europeo más importante desde las Guerras Napoleónicas hasta la Primera Guerra Mundial, los bombardeos que sufrió la ciudad hicieron necesaria toda la ayuda posible. Wallace realizó obras como la construcción de un hospital, o repartir víveres entre los más pobres durante la contienda, pero pasaría a ser famoso por unas fuentes. Debido al problema existente con el acceso al agua potable, decidió llenar la ciudad de fuentes que cubrieran una necesidad tan básica a los más necesitados. Analizó una serie de cuestiones para realizar su labor del modo más efectivo posible según sus criterios:
- Lo suficientemente grandes para ser vistas a distancia, pero sin llegar a romper el equilibrio del lugar.
- La forma debería de aunar belleza y funcionalidad.
- El precio debería de ser bajo para poder instalar muchas fuentes.
- El material debería de ser fácil de trabajar, con unos costes de mantenimiento razonables y duradero. (Hierro fundido)

   Obra del escultor Charles Lebour, fueron pintadas en el color verde oscuro característico de todo el mobiliario urbano de la época. Podrían recordarnos a la famosa Fuente de Diana Cazadora de la plaza García Hermanos de Betanzos, por cierto, esta fuente data de 1867, estamos hablando de la misma época aproximadamente.


modelos de FUENTE "WALLACE"



   Existieron cuatro modelos de Fuente "Wallace"


Modelo grande

El escogido por Don Juan para adornar su parque y el más célebre de todos. Inspirada en la Fuente de los Inocentes surgió el modelo grande, el más célebre y del que derivarían los otros.

Fotografías del modelo grande

Fotografía de Robert Doisneau - La Fontaine Wallace (1946)
Fuente: accuh.com



Modelo adosado

Rue Geoffroy Saint-Hilaire, Paris.
(Fuente: Marie-Lan Nguyen)

Esta fuente tuvo dos claros reflejos en sendas fuentes del parque brigantino. Columnas laterales, pareja de seres marinos (probablemente delfines), el cierre superior del conjunto en forma de arco en una de ellas...





Modelo pequeño

Campo de Marte, Paris
(Fuente: eutouring.com)


Modelo columna

Rue de Rémusat, Paris.


   Estos modelos de fuentes no sólo perviven en París (algunas originales aún están en activo, sino que han "viajado" por diversos países del mundo.

   Don Juan adaptaría a la realidad del Pasatiempo el modelo grande. De nuevo vemos que se usa el hormigón como material, no olvidemos que los obreros que hubieran trabajado en el parque poco a poco dominarían las labores de encofrado y preparación del hormigón. Este es, sin duda, el material característico del parque.

   En líneas generales podemos destacar tres zonas diferenciadas:
 - Una base.
 - La zona central con cuatro cariátides.
 - La cúpula soportada por las cuatro figuras femeninas sobre sus cabezas.

   La base octogonal contiene ocho caras o superficies diferenciadas. Cuatro exteriores y cuatro interiores, en estas últimas vemos dos elementos muy repetidos en diferentes elementos del parque, el monstruo marino de gran cabeza monstruosa y cola de pez (probablemente una representación antigua de un delfín), enlazado en su cola vemos el tridente de Neptuno.

   El grupo central con las cuatro cariátides (figura femenina esculpida, con función de columna o pilastra, con un entablamento que descansa sobre su cabeza) sería la zona por la que se vertía el agua y en donde se podría recoger con algún vaso, taza, jarra... Las figuras sujetan con ambas manos y sus cabezas una cúpula adornada con un pico y cuatro delfines (en ninguna foto del Pasatiempo se ve si la parte más alta de la fuente está ocupada por dichos delfines, pero seguramente sea así ya que el diseño es bastante fiel al original). Las cuatro esculturas tienen ciertas diferencias en sus rostros aunque no lo pareciera. Representaban cada una a una virtud diferente. La Bondad, la Simplicidad, la Caridad y la Sobriedad. Simplicidad y Sobriedad tienen los ojos cerrados mientras que Bondad y Caridad los tienen abiertos. Ahora veremos una curiosa conexión con otra fuente del parque, estas cuatro virtudes representan también a las cuatro estaciones: Simplicidad la primavera, Caridad el verano, Sobriedad el otoño y Bondad el invierno. La Fuente de las Cuatro Estaciones tendría dos parientes cercanos en la zona alta del parque.
   El agua se distribuye en un goteo desde el centro de la cúpula y, a continuación, cae en una cuenca que está protegida por una valla. En esta fotografía vemos detalles de la fuente que nos ayudarán a entender cómo era el funcionamiento de la misma.

(Fuente: mobes.info)

   No cabe duda de las semejanzas entre Richard Wallace y Juan García Naveira, ambos quisieron realizar obras bondadosas para con los más necesitados, uno llenó Paris de fuentes para proporcionar agua a su pueblo, unas décadas más tarde el mayor de los García Naveira llenaría su huerta de elementos que ayudasen a entretenerse y a aprender a su pueblo. Dos personas a las que admirar, no cabe duda.


   ¿Cómo era antes del abandono?

   Apenas se ve claramente en dos fotografías, una del fotógrafo Loty con la que empezamos la entrada, por desgracia no dispongo de ella en una resolución que permita apreciar detalles, en el libro "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indiano" (pág. 79) podemos ver un primer plano, sólo queda fuera del encuadre la parte alta que en las fuentes originales ocupaban los delfines. Por lo demás, como en tantas ocasiones, tan sólo podemos verla, pequeña, en alguna fotografía y postal de los años dorados del parque. A continuación os dejo los recortes de dichas imágenes.








   ¿Hay otras fuentes en Galicia?

   Veamos esta curiosa fotografía del Parque Reina Sofía de Ferrol podemos contemplar esta fuente "Wallace" comprada por el ferrolano Juan Romero Rodríguez por mil reales en la exposición universal de París, en 1889, diez años antes de que visitase otra exposición universal en la capital francesa los hermanos García Naveira y su amigo Rogelio Borondo. Sorprende ver que transformaron una fuente pensada para que la gente bebiese de ella, en una fuente ornamental. Nos resultará familiar el conjunto de ocho bustos de personajes importantes en la historia de Ferrol que rodean a la fuente. El parecido con la Avenida de los Emperadores o en el Estanque de los Papas es evidente. Una serie de clásicos adornos y diseños de parques se repiten en el Pasatiempo y en una multitud de parques, ciudades y rincones de todo el mundo. Y es que en menor medida, la globalización siempre ha estado ahí.

(Fuente: Carrodeguas)

Comentar que el libro  "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indiano" tiene un importante error respecto a la fuente "Wallace" ferrolana, no es de piedra, sino una de las fuentes originales construidas en metal.







Fuentes:

El libro "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indianode Ignacio Cabano Vázquez, Mª Luz Pato Iglesias y Xosé Sousa Jiménez (pág. 44 y 79).


Wikipedia


monbarcino.wordpress.com


La Voz de Galicia

domingo, 20 de marzo de 2016

El Sol - 16 de Noviembre de 1928 (muerte de Doña María Iribarne Lascort, esposa de Don Juan García Naveira)



   En esta ocasión retomamos las hemerotecas para rescatar cualquier información relacionada con el Pasatiempo o la familia García Naveira. En esta ocasión recordamos el fallecimiento de María Iribarne Lascort, la esposa del padre del parque, quien, seguramente, al igual que la mayoría de mujeres a lo largo de la historia, tuvo un papel mucho más importante del que conocemos. Reflejamos la noticia aparecida en el diario El Sol.

Año XII. Núm. 2.524
Precio: 10 céntimos el ejemplar.
Diario independiente fundado por D. Nicolás M. Urgoiti en 1917
Madrid, 17 de noviembre de 1928








La esposa de un filántropo
LA CORUÑA 16 ( 1 t.).—En Be-
tanzos ha constituido una manifes-
tación de duelo el sepelio de doña
María Yribarne, esposa del filán-
tropo protector de la ciudad don
Juan García Naveira. El duelo lo
presidió el Ayuntamiento, y en el
cortejo fúnebre figuraban las niñas
de las escuelas que sostiene la fa-
milia de la finada. El comercio ce-

rró sus puertas.


   Por lo que leemos el fallecimiento de doña María ocurrió el 16 de noviembre de 1928, aproximadamente cuatro años y medio antes que su marido. Según el libro "Lucha y Generosidad de los Hermanos García Naveira" el fallecimiento tuvo lugar el 13 de noviembre. Nos es imposible enlazar estos importantes acontecimientos en la vida del creador del parque con su capricho, pero no cabe duda de que, como ocurre con cualquiera de nosotros, estos duros golpes de la vida nos hacen abandonar nuestros proyectos o, justo al contrario, volcarnos en ellos, buscando la paz y sosiego que nos arrebata la vida de cuando en cuando.




Esta entrada ha sido posible a la Biblioteca Nacional de España, cuya web ofrece un magnífico servicio de documentación.

sábado, 19 de marzo de 2016

Inma Barrio Gómez (fotógrafa) Parte 2

   En una entrada anterior pudimos ver un anticipo del trabajo que estaba preparando la fotógrafa Inma Barrio que había puesto su ojo y su cámara en los recovecos y estatuas de nuestro amado parque. Hoy podemos ver un video donde nos muestran las piezas escogidas para el trabajo final, una curiosa y elegante maqueta guardada dentro de un sencillo y elegante estuche. Un buen regalo para todo el que quiera guardar un poco de Pasatiempo visto de un modo artístico en sus casas,

   Gracias Inma.






a-20 Rincón de descanso (azulejos)

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.



      Recorrer el Estanque del Retiro parándote a observar cada uno de sus elementos lleva su tiempo, por ello, que mejor que, tras dejar atrás este mágico lugar, dirigirnos a un rincón de descanso, poco llamativo quizá, pero lleno de encanto. Don Juan nos ofreció la posibilidad de descansar sentados contemplando su precioso parque en el lugar que analizaremos en esta entrada.





(Parte 41) Rincón de descanso (azulejos).

Postal
20. Fuente de la Agricultura
PASATIEMPO-BETANZOS
 (Fuente: Archivo de Betanzos)





     Un hueco en el muro donde pudimos ver el Friso de los animales y numerosas fuentes, sirve para albergar un sencillo banco situado bajo un arco de medio punto. La característica más llamativa del mismo es el revestimiento de la parte baja del banco, dos hileras de doce azulejos cuadrados ofrecen un curioso muestrario de uno de los nuevos materiales usados en el parque, el azulejo pintado a mano. Tradicional en el arte hispano-árabe e hispanomusulmán en general, se "reintrodujo" en occidente a través de la loza portuguesa y española desde el siglo XVIII. Serán una de tantas innovaciones que vivirá el Pasatiempo.



   Podemos ver más azulejos en el pasadizo que lleva a la isla del Estanque del Retiro, bajo el León situado en el muro de cierre cercano al Estanque de la Gruta, en el Muro de los azulejos o en el Invernadero de arriba, pudimos verlo en zonas ya desaparecidas como la Casa Taquilla o la Casa de los Espejos.
   El falso arco que recoge en su interior el banco simula en el hormigón las claves de un arco de piedra, es decir, cada una de las piezas en forma de cuña que lo forman. En los extremos de cada banco hay dos elevaciones que permiten apoyar los brazos, como si de un cómodo sillón casero se tratase. Los azulejos inferiores muestran algo de improvisación en la ejecución de este rincón, o bien una construcción por fases en la que los azulejos se añadiesen a posteriori. El hecho de que los dos azulejos de la derecha están cortados aproximadamente por la mitad delata un mal planteamiento o replanteo inicial. También podría deberse a una colocación de las piezas en un elemento que no fue concebido para ello, de haber sido algo planificado desde el comienzo los azulejos deberían de haberse podido colocar enteros. Realmente ninguna foto de la época nos arroja mucha luz sobre estos azulejos. Tan sólo la fotografía con la que empezábamos la entrada muestra algo de este rincón, por desgracia no vemos los azulejos, quiero pensar que sí estaba situados ahí en origen.


   Desde este banco podríamos ver el Estanque del Retiro en primer plano, quedando tras éste la visión de toda la parte baja del parque. Actualmente no es posible, una pena. Enfrente del banco se ha situado una muestra de topiaria, el arte de dar forma a arbustos con fines estéticos, un guiño realizado en la rehabilitación de los 80 y 90 a las zonas del parque desaparecido cuyo protagonismo recaía en dicho arte vegetal, los Jardines dormitorio, salón y comedor.

   Para acabar subo unos collages hecho con las reconstrucciones de algunos azulejos que vimos más arriba. Nos ayudarán a entender un poco el porqué de estos diseños geométricos. Situados sueltos y a modo de muestrario no nos permiten apreciar el porque fueron realizados de ese modo.

   Piezas diseñadas para cubrir grandes superficies. Los motivos situados en los bordes y esquinas hacen que encajen unos con otros formando figuras cíclicas. Algo hipnótico y que gusta mucho al ojo, repetición de elementos, figuras geométricas sencillas, pautas que nos resultan harmoniosas y bellas.

   Piezas diseñadas para crear cenefas. Su unión con otros azulejos iguales sólo cobra sentido si se colocan en franjas horizontales o verticales.











   Espero subir más pronto que tarde estas reconstrucciones con programas informáticos de diseño para hacernos una idea de cómo fueron los azulejos antes de que alguien los rompiera o antes de que el pintor chapuzas de turno los dejase manchados de pintura.

domingo, 13 de marzo de 2016

a-19 Estanque del Retiro (parte 2 de 2)

   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.



   Empieza en a-19 Estanque del Retiro (parte 1 de 2)

(observa el Estanque del Retiro en un video de 360 grados)
(observa el Estanque del Retiro en un video de 360 grados)
(observa el Estanque del Retiro en un video de 360 grados)

   Seguimos donde lo dejamos en la entrada anterior, rodeando el Estanque del Retiro por su paseo perimetral. Tras dejar atrás el segundo vehículo antropomórfico vemos, en la curva sur del estanque, que el suelo desaparece, una serie de piedras asoman del agua, para avanzar deberemos ir pisando sobre ellas, dejando a mano izquierda la gruta más diferente del parque.

GRUTA DEL RETIRO


Camino de piedras

     Aunque el título suene muy poético, se trata justamente de eso. Una serie de paralelepípedos realizados en hormigón y adornados en sus caras laterales con conchas del mismo modo que los muros del estanque. Emulan al tradicional camino de piedras que se realiza en los ríos para permitir cruzarlos a la vez que no se opone resistencia al paso del agua (ésta terminaría por derribar las piedras). Son en total 15 piezas que permiten cruzar por delante de la Gruta del Retiro, una de las tres grutas "superficiales" del Pasatiempo, además existe la red de cuevas que recorren todo el subsuelo del parque.






Gruta del Retiro


     La gruta transcurre en paralelo al camino de piedras, de poca profundidad, su conjunto de estalagmitas y estalactitas hacen pasar inadvertidos los pilares con aspecto natural que no nos hacen pensar en ellos como en los elementos resistentes y artificiales que realmente son. Hay que ir atento a los espacios que esta falsa cueva va generando para encontrar su mayor tesoro.

Por primera vez encontramos un erizo de mar decorando una gruta en el Pasatiempo. Cuando lleguemos a la Gruta de la Recoleta los encontraremos en abundancia.



Susana y los viejos

   Dentro de la Gruta del Retiro encontraremos la primera de tres representaciones de una historia bíblica. Nos remontamos al siglo III a.C., la Septuaginta, versión griega de la biblia, incluye la historia que dio vida a esta escultura. 
   En resumen podríamos decir que una bella joven judía, Susana, es sorprendida por dos ancianos cuando se iba a dar un baño, ellos pretendían sorprenderla cuando estuviera sola para abusar de ella. Una dura historia de maltrato machista, imposible que estuviera más de moda 24 siglos después, se ve que hay cosas que no cambian. Las 3 figuras del parque son esculturas exentas o de bulto redondo, es decir, poseen la tercera dimensión y podemos rodearlas, no se trata de relieves como la mayoría de figuras de la parte alta del parque. Muestran el momento en que Susana, siempre a punto de introducirse en el agua, se dispone a darse un baño, dos de ellas se encuentran en lugares escondidos, cerca de la Boca de Hades, en una de las salidas de las cuevas de esa zona, y en la Gruta del Retiro, la tercera aparece en un lugar más expuesto, el Estanque de la Gruta.
 Susana procede del hebreo שושנה, shoushannah, pasando por el griego σουσαννα, sousanna, que puede traducirse al español como el cono del cuerpo de ciertos instrumentos musicales de viento (como el de la trompeta), y también como el cono formado por la disposición o la articulación de pétalos de flores de ciertas variedades. Actualmente se usa, de forma consensual, para hacer referencia a la flor de azucena, la flor de lirio blanco, un símbolo ancestral de la pureza, y de la castidad e integridad sexual de la mujer. (Fuente: wikipedia)
   (Gracias a Ana Val por aportar este granazo de arena al parque gracias a su cultura popular :D)

   Son varias las representaciones pictóricas de esta historia, no resulta extraño imaginar que de alguna de ellas la conociera Don Juan. Son multitud de cuadros y pintores los que influyeron en varios rincones del parque.

Susana y los viejos por Artemisia Gentileschi. 1610
(Fuente: Wikipedia)

Susana y los Viejos, Guercino. 1617
(Fuente: Wikipedia)

Al igual que en los cuadros anteriores, vemos como Susana se encuentra desnuda, apenas tapada por una tela en su regazo. Parece una representación bastante usual del relato. Por desgracia el vandalismo nos privó de pies,brazos y cabeza. Las otras dos "Susanas" no están en mucho mejor estado.


   Acabamos con el paseo en torno al estanque, pasamos frente a la Fuente de Venus y nos disponemos a subir la escalera.


Pasadizo

   Si no hubiésemos llegado al nivel más bajo, el del paseo, y parásemos en los descansillos de las escaleras, veríamos dos arcos de medio punto situados en el muro. El pasadizo al que accedemos por ellos nos lleva al puente que nos dejará dentro del Templete. Esta salida se efectúa a través de un paso con una especie de doble arco que presenta unas marcas de herramientas que nos dejan patente que existía en ese lugar uno de los elementos con que Don Juan lo llenaba todo. En el próximo Anuario Brigantino aparecerán varias fotos inéditas del Pasatiempo, entre ellas una que muestra lo que existía en seta zona, espero actualizar esta entrada en cuanto se publique ese tesoro brigantino. Por lo que sé, dará una información muy valiosa. El pasadizo, de escasa altura como las cuevas que recorren el subsuelo de toda la parte alta del parque, nos introducen en un mundo diferente al real, una especie de fantasía, de sueño. Por su techo y paredes veremos multitud de elementos, cenefas, nichos vacíos que seguramente contuviesen algo en origen, incluso una curiosa aplicación de los azulejos pintados a mano, uno de los muchos materiales "novedosos" que se emplearon en el parque. Es habitual ver azulejos en paredes, e incluso en alguna superficie horizontal, pero ver azulejos en un techo es bastante extraño. El modelo de azulejo que aquí aparece es el mismo que adorna el frente del muro de piedra del Invernadero de Arriba (actualmente reconstruido) y uno de los situados en un rincón de descanso, los azulejos del invernadero fueron fabricados "actualmente", durante la rehabilitación de los años 80 y 90, a partir de otros que se conservaban en muy mal estado, me temo que estos azulejos del pasadizo también sean "modernos". Su conservación, de no serlo, sería asombrosa.

En la zona superior de la fotografía vemos la unión de ese doble arco en donde existía un importante elemento que conoceremos en la próxima edición del anuario brigantino. En arquitectura es habitual situar un elemento a modo de adorno bajo la clave del arco, pieza central del mismo. Se le llama mascarón y en este caso alguien quiso hacerlo desaparecer. Que ganas de saber de qué se trataba.





¿Podría ser este ajedrezado en el techo un guiño a los suelos ajedrezados característicos de los templos masones?

Uno de los nichos rodeados de múltiples adornos y actualmente vacíos. Cuesta creer que Don Juan no colocase en ellos alguna escultura. Lo escondido del lugar podría haber facilitado que los elementos que allí hubiese fuesen destruidos o robados incluso en épocas diferentes a la del abandono.



Árboles

   Una vez que abandonamos los pasadizos contemplamos frente nosotros el puente y el Templete. Si antes nos giramos y echamos la mirada atrás, encontraremos dos curiosos relieves cubriendo los muros en los que apoya la escalera. Se trata de dos árboles con unas historias muy diferentes entre sí. De nuevo, al igual que en el Relieve de las religiones y la Estación de Teleférico, podemos ver como se aprovecha el cierre de una escalera como lienzo para incluir el enésimo detalle del parque.


En la parte baja del puente vemos dos tuberías que vierten al estanque las aguas que vienen de las fuentes de niveles superiores. Lo estanques del Retiro y de la Gruta son los puntos finales de todo el recorrido que el agua realizó desde su captación en la profunda mina donde arrancan las cuevas hasta la primera terraza. Los restos de esa canalización se encontraban perfectamente conservados durante las labores de rehabilitación del parque en los años 80-90.



Árbol de la Virgen


     A la izquierda vemos el árbol de la Virgen, cuya historia ya relatamos en la entrada dedicada a España monárquica y sus 18 hijas republicanas. Se trata de la reproducción en hormigón de un árbol real situado en el barrio de Matariyah, en El Cairo, es un sicomoro ante el que la Sagrada Familia descansó mientras escapaba de Herodes. De él brotó un manantial de agua que sació la sed de María y que permitió lavar la ropa de su hijo. En el charco de agua que dejó el manantial creció un abeto balsámico que ha llegado hasta nuestros días. El lugar continúa siendo a día de hoy un reclamo turístico.


   La relación del cristianismo con Egipto va más allá de esta huida de la Sagrada Familia del infanticidio llevado a cabo por Herodes, la estancia del pueblo judío en el Egipto de los faraones, o la temprana existencia de cristianos en Egipto, hablamos de los famosos coptos, presentes desde el siglo I, unen al cristianismo con la gran y enigmática cultura africana. Más adelante veremos en el parque la gran influencia de Egipto en el Pasatiempo con la Pirámide de Cheopes.



Árbol de Guernica


   El otro árbol famoso es el Árbol de Guernica. Guernica y Luno era una ciudad famosa desde mucho antes del ataque de los aviones de la Luftwaffe nazi enviada por Adolf Hitler para apoyar a sus aliados del bando nacional. Guernica vio borrado su pasado histórico en cierto modo, el triste capítulo bélico y la cruel masacre, anticipo de las que estaban por llegar en la Europa de los 30 y 40, nos harán recordarlo siempre por tan triste motivo. El genial cuadro homónimo de Picasso, que años después de comenzar a pintar a los pies de la Torre de Hércules inmortalizaría para siempre de un modo tan genial el bombardeo, situando la población vasca en todos los libros de historia y de arte.

Guernica. Pablo Ruiz Picasso 26 de abril de 1937–junio de 1937

   Este roble, situado delante de la Casa de Juntas de la localidad vizcaína de Guernica y Luno, simboliza las libertades tradicionales de Vizcaya y los vizcaínos, y por extensión las de los vascos. La historia se remonta al año 1476 y posee cierto aroma épico y medieval. Un árbol donde los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, juraron los fueros de Vizcaya. Desde ese momento, varios hijos de ese árbol, varios reyes, varios juramentos... forjarían parte importantísima de la historia de España y una de las muchas culturas que incluye, la del interesantísimo pueblo vasco. Como si de un relato propio de la imaginación de Tolkien  se tratara, la historia de un pueblo se vio ligado a la  de unos árboles. Una preciosa historia que llega a pleno siglo XXI con los lendakaris jurando sus cargos bajo el Árbol de Guernica y con casi todos los pueblos de Vizcaya disfrutando de uno de sus retoños. Una historia de otros tiempos que nos ayuda a recordar como fuimos.

Árbol de Guernica y Casa de Juntas
(Fuente: guregipuzkoa.net)

   Hablamos antes de la Casa de Juntas, pues bien, es ese edificio con el tejado rojo que vemos en el relieve. Dio cabida a la vida política en Vizcaya desde los tiempos del Señorío de Vizcaya, en plena edad media. Recuperando en 1979 sus funciones de la mano de la recién nacida (y por fin recuperada) democracia.


   Volvemos por enésima vez a la conexión argentina que quizá tenga todo lo que rodea al parque. Don Juan, que tanto tiempo vivió en Buenos Aires. Seguramente el mayor de los García Naveira tuviera noticias de que un retoño del árbol original de Guernica había sido plantado en Buenos Aires. Fue frente a la Casa Rosada y al lado de la estatua de Juan de Garay. Ocurrió mucho después del retorno de los hermanos a España, el 11 junio de 1919.



Tridente de Poseidón


Fotografía de la fuente de Neptuno de Loty. El aspecto descuidado nos lleva a pensar que esta imagen es de los años 30.
Fotografía de Loty (Fuente: todocolección.net)

   Ya vimos a Neptuno en la parte baja del Parque, presidiendo con Anfítrite su propia fuente. Ahora veremos uno de sus símbolos, para ser más exactos de Poseidón. Neptuno sería el nombre latino empleado en la tradición romana para designar a este dios del mar que hacía brotar las aguas en el canal de la parte baja del parque. Además está presente en el Estanque del Retiro a través de su símbolo más famoso, el tridente.

Poseidón portando su tridente. Placa de cerámica corintia procedente de Penteskouphia, 550-525 a. C., Museo del Louvre.
(Fuente: wikipedia)

   En varios lugares dentro del pasadizo y flanquendo la entrada al puente coronando dos pilastras, justo al lado de los Árboles, vemos el tridente. Siempre unido a las leyendas que sitúan al dios clásico como generador de catástrofes marinas o de prodigiosos brotes de agua, obviamente es mensaje que no llegaba al espectador del parque de la época, pero claramente la intención de querer transmitir la unión de Neptuno con estos estanques y canales existe. Así mismo, podremos ver el tridente dentro de las Fuentes "Wallace".



Puente



   Nos queda cruzar el puente y estaremos ya dentro del templete. El original no sobrevivió al abandono del parque y desgraciadamente la reconstrucción del mismo fue todo menos fiel, una constante en el parque. El trazado del primero seguía curva y el actual está formado por dos tramos rectos, la harmonía conseguida por la obra de Don Juan fue sustituida por un tosco puente. La baradilla, igual a la ya analizada, de nuevo fue desafortunadamente sustituida.

La chapuza actual con esos tubos de pvc grises a la vista dejan la marca de corso de lo que habitualmente ocurre en las obras públicas, la falta de rigor y de exigencia a las constructoras dejan imágenes tan feas y poco ortodoxas como ésta.



Pilastras




   En el arranque del puente y en su llegada al templete, la barandilla se une a sendas parejas de pilastras. En las dos ubicadas al lado de los árboles podíamos ver, coronándolas, los tridentes de Poseidón. Pero fijémonos en un pequeño detalle que adorna cada una por sus cuatro caras.


   En el eje vertical de la pilastra está situado un ángel, a sus lados vemos lo que parece ser una figura con cola y patas delanteras, podría ser algún tipo de figura mitológica.



ISLA


   
   La isla del Estanque con el Templete en medio es, como ya comentamos antes, la joya del Estanque del Retiro. Al igual que el León Colosal o las Horas del Mundo es uno de esos lugares icónicos del parque en donde todos los visitantes se fotografían. Ocupa el centro del estanque y la altura del Templete hace que nada más acercarse al parque la vista se dirija a él.

    Una vez que el puente ha desembarcado en la isla, vemos como a ambos lados nacen diversos elementos que la recorrerán:

1 Un banco cuyo respaldo servirá de cierre del recinto.
2 Un paseo con un precioso mosaico de teselas de piedra de colores.
3 Un foso.
4 Por último tenemos en el centro el Templete.
   

Banco


     El banco no presenta demasiada decoración. Se trata de ocho bancos diferentes. Interrumpidos por la entrada al Templete, las tres fuentes situadas en los extremos N, S y E de la isla, a su vez se dividen a través de un reposabrazos situado en cada cambio brusco de la curva que sufre la isla.


   La sencillez en el diseño es absoluta, será en la parte trasera del banco, el cierre exterior de la isla, la que contenga una abundante decoración. Por dentro sólo destacaremos un sencillo detalle en los frente de sus remates laterales, en los frentes del reposabrazos. Empleando una concha como molde dieron forma al hormigón fresco, después, con algún elemento rematado en punta, realizaron unos remates inferiores para estilizar la imagen. 



Paseo y mosaico


   En el pasillo que recorre todo el templete, de nuevo vemos el concepto de cíclico, circular y cerrado, encontramos el material que mejor llevó el paso del tiempo de todo el Pasatiempo. Se trata de las teselas de color que al estilo clásico forman un mosaico en el suelo. La nobleza de materiales como la piedra o la madera siempre se dejarán notar en detalles como éste, duración y viveza de los colores. Estas zonas conservadas destacan entre el gris hormigón que día a día se degrada más. El motivo del mosaico es un fondo geométrico con peces recorriéndolo. De nuevo volvemos a la temática marítima que acompaña a todo el estanque.


   Como es habitual en la rehabilitación de este tipo de elementos, se rellena con mortero el hueco dejado por el material perdido. Sobre él se traza el dibujo que formarían originalmente las partes desaparecidas.



Foso

   El foso que rodea al Templete es parte la enésima teatralización llevada a cabo por Don Juan en el Pasatiempo. En su interior sólo existen dos elementos, dos fuentes, dos seres mitológicos, una sirena y Tritón, ambos quedarían sumergidos en el agua que vertían una serie de fuentes, verlos asomar de entre el agua reforzaba más el carácter acuático y mitológico de estas figuras. Volvemos a hablar de nuevo de Poseidón (Neptuno) y Anfítrite, protagonistas de la Fuente de Neptuno en la parte baja del parque. Ellos son los padres de Tritón, un dios mensajero de las profundidades marinas y contrapartida masculina de la sirena, ser mucho más conocido y célebre. Ambos poseen troncos humanos y colas de peces. Más adelante hablaremos algo más de ambas estatuas.


Si nos fijamos en la parte superior izquierda de la fotografía vemos restos de una tubería. En esa zona estaba una de las cuatro máscaras del hombre con barba (actualmente sólo queda una), por la boca saldría el caño de agua y bajo cada columna habría una fuente hasta hacer un total de cuatro. Vemos que la cola del Tritón va hacia atrás y sobre ella reposa la cola de otro ser que está sujeto bajo el brazo del dios. La boca de este ser será el surtidor de la fuente. Lo mismo ocurría con la Sirena.



Templete

   El Templete es la estructura más alta de esta zona del parque, destaca sobremanera y atrae la atención del visitante desde el momento en que entra al Pasatiempo. Elevado respecto al fondo del foso por una base en la que apoya el conjunto, éste consta básicamente del Templete y de dos esculturas que en realidad eran una fuente. El Templete se eleva sobre cuatro columnas eclécticas, con fustes muy decorados y de difícil descripción. La cubierta contiene diversos elementos, la parte superior imita  las cubiertas de zinc en hormigón (el material empleado en casi todo el Estanque del Retiro). Por los lados mayores de la cubierta vemos un frontón clásico. En general podríamos decir que se trata de una arquitectura un tanto loca, con abundantes detalles que es mejor ver en fotografías ante la imposibilidad de describir todos y cada uno de ellos. Destacar las cuatro máscaras/fuentes que asoman a pies de cada una de las cuatro columnas y de los que ya hemos hablado.

Máscara/fuente, el agua saldría por el surtidor situado en la boca.

En la parte baja del fuste de la columna vemos pirámides, podría tratarse de un símbolo masón usado expresamente o una simple coincidencia.

Este fuste, adornado con caras de niños, sería utilizado en el marco del Fusilamiento de Torrijos situado en España monárquica y sus 18 hijas republicanas.

Entablamento y frontón clásicos mezclados con elementos vegetales muy propios del modernismo imperante en la época.

Vemos como la cubierta curva superior  imita a las tradicionales piezas de zinc, ocurría lo mismo en la falsa cúpula de la Fuente de la Agricultura, en el Pabellón sí teníamos una cubierta metálica auténtica. Observando las fotografías antiguas, vemos que en la cubierta existían cinco elementos que han desaparecido. Un remate superior en el punto medio de la cubierta y otros cuatro situados en las esquinas de la base de la falsa cúpula que corona el conjunto. En las fotografías del final de la entrada se ven claramente dichos elementos.


Faltarían por describir las fuentes antropomórficas que existían bajo el Templete. Forman un interesante conjunto con otras fuentes:

1 Las mujeres.
2 La sirena.
3 El Tritón.
4 Las tres fuentes existentes en el cerramiento de la isla.
5 Las cuatro fuentes situadas en las máscaras masculinas de los fustes de las columnas.

   He preferido comentarlas todas juntas ya que son realmente diez fuentes con un mismo fin, producir un engaño. Todas verterían sus aguas constantemente, una y otra vez llenando el estanque. Todas verterían el agua primero al foso llegando más tarde al estanque. La idea de ciclo, de círculo, de fluir, ir y venir, queda claramente reflejada. Podría ser un simple juego o una metáfora del ciclo vital ya visto en la Fuente de las Cuatro Estaciones.


Fuentes 

A la izquierda vemos la fuente norte. Dos niños parecen sostener el surtidor, la fuente tiene su propia cuenca que se vaciaría en el foso (actualmente podemos ver los huecos de todos estos conductos de alimentación de agua y desagüe). En la fuente de las mujeres se ve la gran pila central. La sombra nos impide ver la fuente de la derecha (la este), pero se distingue perfectamente la fuente de Tritón. Sobresale, bajo su brazo izquierdo la parte superior de un ser marino (actualmente podemos ver la cola por la espalda del Tritón y la sirena), por ahí estaba el surtidor de agua, al menos eso parece desvelar la actual roza realizada en lo que queda de la figura con el fin de extraer la tubería. El canal que atraviesa los restos apunta a que por ahí salía el agua.


En este recorte se aprecian las otras tres fuentes.  A la izquierda vemos la fuente este, se aprecia que el elemento tiene un nicho y dispone de una especie de cúpula extraña formada por tres volúmenes diferentes. A la derecha vemos la fuente sur, dentro del nicho vemos una especie de jarrón, ahí caería el agua seguramente, imposible distinguir el caño. Por último distinguimos en la parte baja de la imagen la sirena, de nuevo sostiene bajo su brazo izquierdo, al igual que el Tritón, la cabeza de un ser marino que haría las labores de surtidor.


1 Fuente de las mujeres


Año 1940. Geluco Viqueira en el Estanque del Retiro.
Fuente: Exposición "Historia de Betanzos en fotografías" de Ton Pena y Moncho Presedo


   Las dos mujeres sostenían sendas tinajas, por ellas saldría el agua que caería sobre la pila central que a su vez dejaría caer el agua al foso.

Actualmente vemos una solución muy respetuosa con el original empleada en la rehabilitación. La estructura metálica permite situar el jarrón y el fragmento de mujer a la altura que ocupaban originalmente sin necesidad de reconstruirla sin el rigor necesario. Nos queda claro qué es original y qué no.

   El libro "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indiano" nos da dos posibles fuentes de inspiración par este rincón del parque. Juzgad vosotros mismos.

Fuente de los Inocentes, Paris 1547 - 1550.
(Fuente: Panoramio)


Las Danaides, Ciudad de Mexico. Se conforma por dos figuras femeninas vaciando unos cántaros en una pileta. Su nombre refiere a las 50 hijas de Dánao, quienes según la mitología, al entrar la ciudad de Argos en una fuerte sequía, fueron enviadas en busca de agua. Es por ello que se representan de esta manera. En la Alameda Central se pueden contemplar otras dos esculturas que nos son familiares, en una Neptuno lucha con su tridente contra un monstruo marino, en otra vemos a Mercurio. Esta coincidencia puede deberse a que estos elementos mitológicos son ya clásicos dentro del mundo del paisajismo, fuentes, estatuaria... ¿O quizá Don Juan visitó el parque?



2 Fuente de los niños
   En el extremo norte de la isla veíamos la fuente con la pareja de niños. Actualmente apenas queda nada, tan sólo un nicho vacío y las marcas de la red de suministro y evacuación del agua.





3 Fuente sur
   En el extremo sur pasa lo mismo, tenemos el nicho que contuvo la fuente, pero del interior no queda nada, seguramente para  sacar las tuberías muchas veces se destrozase todo sin miramientos.



4 Fuente este
   Lo mismo que ocurrió con las dos fuentes anteriores pasó con esta fuente. Actualmente vemos restos de la cuenca en el arranque de la misma, vemos el orificio por el que saldría el caño y poco más. El vandalismo o el robo de las cañerías se encargó de no dejarnos mucho que contemplar.


5 Fuentes máscaras
   Las máscaras situadas en el arranque del Templete, en la parte más baja de las columnas, miraban a este y oeste. Por fortuna una llegó a nuestros días. En los tres espacios "vacíos" podemos ver la tubería que saldría por la boca de las máscaras.


***

     Ya abandonamos la isla, al menos su interior. Ahora describiremos los últimos ocho elementos del estanque que se encuentran en el cerramiento de la isla. Para verlas podemos subir ya hacia la primera terraza o contemplarlas desde el paseo perimetral.


Torre 

     Encabezando la isla vemos una torre, el afamado monumento, orgullo de A Coruña, la Torre de Hércules, único faro romano en funcionamiento del mundo. Los hermanos García Naveira lo emplearon como parte de la imagen corporativa de una de sus empresas en Argentina y Juan quiso situarla también en su huerto. A día de hoy se encuentra bastante deteriorada, pero tampoco en origen era demasiado fiel al original, la verdad.


Desaparecieron los tramos superiores del faro.


Estanque del Retiro

   Como en tantos otros rincones del recinto, los textos nos indican en dónde estamos. Letras formadas con el propio hormigón. En esta ocasión el texto nos indica que estamos en el Estanque del Retiro.


Medios de transporte marítimos

   Al rededor de la isla contemplamos diferentes embarcaciones, cuatro para ser exactos:

1 (NO) Un buque de guerra
2 (NE) Un buque de guerra
3 (SE) Una carabela
4 (SO) Una canoa indígena

   Podrían ser una influencia del viaje que realizó con su hermano Jesús y Rogelio Borondo, quien dejó escrito en su libro "Memorias de un viajero improvisado: De Betanzos a Nápoles en 1899" que Juan realizó varias visitas al Museo Naval de Paris. De allí podría haber tomado la idea de realizar estas maquetas de estos medios de transporte.  De nuevo toca hablar del artículo del Anuario Brigantino de 2006: "Revalorización del Parque histórico de «El Pasatiempo»: Investigación, gestión e intervención" de José Crespí Rodríguez (pág 458), una fotografía nos deja claro que al menos la idea de los buques y sus cañones fue tomada de la galera del Jardín del Vaticano.

   Actualmente poco queda de ellos, pero ayudados por las fotos de la época podemos hacernos una idea del genial trabajo de los albañiles. Las actuales poco muestran, pero siempre se rescatan detalles de lo que ha sobrevivido.





La carabela perdió todos sus mástiles y la canoa apenas mantiene parte de uno de los indígenas.

Los dos buques perdieron sus cañones y sus mástiles.

Al perder casi todos los elementos, otros quedan a la vista, el cuidado con que se ejecutó el humo saliendo de las chimeneas es un precioso detalle más cercano quizá a la ilustración que a la construcción, en otras zonas del parque se ve el gran partido que se saca a los trazados realizados en la masa de hormigón fresca.

Las esculturas sin cabeza y extremidades nos recuerdan inevitablemente a las esculturas clásicas.

Pequeños detalles como este timón muestran el cuidadoso y detallista trabajo realizado por los obreros del Pasatiempo.

José Crespí indicaba esta fuente como una de las posibles inspiraciones de Don Juan. Visitó el Vaticano y el parecido habla por sí mismo. Los múltiples cañones se repiten en los dos buques del norte de la isla.
Fontana della Galera. Año 1620.
(Fuente: easyviajar.com/)



Torre

   En la cara este de la isla vemos una torre de planta circular y sección variable. Desconozco si es reflejo de una torre que existiese o un elemento fantástico e . Destacan tres elementos, una ventana en la parte baja de la Torre, un cuidado dibujo de los sillares que la conforman y lo que parece ser el dibujo del almenado superior.




Cueva


     Como si de una cueva pirata se tratara, el extremo sur de la isla nos muestra un orificio con varias estalactitas. Nos imaginamos una guarida de piratas, muy acorde con la colección de navíos que rodean a la isla.






   Observando fotos antiguas vemos que tenía adheridos al hormigón una serie de elementos blancos, quizá fuesen conchas. Parece que pudiesen simular los ojos y la nariz de un rostro. sería una cabeza de un monstruo marino, ¿un Kraken quizá?. Un monstruo, una cueva, nada concluyente creo yo, y que más da, dejemos que la imaginación nos guíe por el camino que le resulte más placentero, al fin y al cabo se trata de pasar el tiempo, ¿no?



¿Cuál era su estado tras años de abandono?

   En el gran hueco que fue el estanque durante los años de abandono, fueron cayendo, o fueron arrojados, numerosos objetos. Gracias a estas zonas de no tan fácil acceso, muchos restos pudieron sobrevivir. El lugar, desde siempre uno de los más fotografiados, nos ha llegado retratado en diferentes épocas.



1950

Jesús Casariego, Manolito Limiñón, Ricardo Limiñón, Ramón Martín, Biosca y Juan  María (Otero)
(Fuente: Exposición "Historia de Betanzos en fotografías" de Ton Pena y Moncho Presedo)


1954


Estanque del Retiro

Estanque del Retiro

Estanque del Retiro

Estanque del Retiro y Pabellón

Fotos de Manuel Chamoso Lamas

(Fuente:  Real Academia Gallega de Bellas Artes)


1989

(C) Arenas/89. Estanque del retiro antes de los trabajos de restauración.


1991
Estanque del Retiro y la zona de España y sus hijas republicanas

Fuente de la Agricultura


Isla central del Estanque del Retiro. Gracias a estas fotos sabemos que elementos son originales o han sido rehabilitados. Observamos, por ejemplo, que la pigmentación del relieve del Árbol de Guernica que vemos actualmente es la original.

Estanque del Retiro.

(Fuente: Álbum personal de Antonio Rodríguez Arnao)


¿Cómo era antes del abandono?

   Abundantes fotografías nos ayudan a saber que las fuentes tenían elementos ya desaparecidos, nos desvelan la forma de los transportes antropomórficos, nos muestran como era la barandilla y el puente... en definitiva, en este lugar, más que en ningún otro, las fotografías nos cuentan fielmente cómo era este rincón en su época de apogeo.


1928-1936


Fotógrafo: Loty, Colecciones; (Silva, 39. Madrid)
Fechas extremas: 1928-1936
Tamaño: 16,4x22,5
Provincia: CORUÑA
Localidad: Betanzos
Tema: Patios y Jardines
División de fondo: Patronato Nacional de Turismo
Signatura: F-00110-04-008


Una de las fuentes tipo Wallace, famosas en la época.

Fotógrafo: Loty, Colecciones; (Silva, 39. Madrid)
Fechas extremas: 1928-1936
Tamaño: 16,322,6
Provincia: CORUÑA
Localidad: Betanzos
Tema: Patios y Jardines
División de fondo: Patronato Nacional de Turismo


Signatura: F-00110-04-010



1922


Aspectos del estanque.
(Fuente: "Vida Gallega", fotos de Ksado)


Anteriores a 1933

 (Fuente: Archivo de Betanzos)

 (Fuente: Archivo de Betanzos)

 (Fuente: Archivo de Betanzos)

Postal
6. - <<El Pasatiempo>> Estanque del Retiro


Postal
PASATIEMPO-BETANZOS.
11. Vista suerior de la huerta.

(Fuente: Archivo de Betanzos)


Postal
PASATIEMPO-BETANZOS.
16. Gruta y Estanque del Retiro.

(Fuente: Archivo de Betanzos)

Fotografía de la familia García Naveira en el Estanque del Retiro (podría haber sido tomada en 1905)
 (Fuente: Archivo de Betanzos)

 (Fuente: Archivo de Betanzos)







Fuentes:

El libro "<<El Pasatiempo>> O capricho dun indianode Ignacio Cabano Vázquez, Mª Luz Pato Iglesias y Xosé Sousa Jiménez (pág. 44, 45 y 4).