domingo, 29 de marzo de 2015

b1 Casa Taquilla


   Aún a riesgo de resultar pesado recordaré en cada una de las entradas referidas a las diferentes zonas del parque lo siguiente:

   Para comprender bien lo que aquí analizaré es recomendable ver las entradas del blog en donde presento unos mapas del parque, así como el resto de entradas en que he ido desgranando cada rincón del mismo.

(Parte 2) La Casa Taquilla

Llegada al Pasatiempo



Plaza Arines en 1907 (Fuente, Arquivo Municipal de Betanzos)

Una forma habitual de acercarse al Pasatiempo, era llegando desde la Plaza Arines (Plaza García Irmáns en la actualidad y llamada en diferentes épocas Plaza do Campo y Plaza  Cassola), tras pasar por el puente del Carregal los visitantes llegaban al antiguo Camino del Carregal (actual Avenida del Carregal), era por aquel entonces un paseo flanqueado por árboles que llegaba hasta la entrada principal del parque. pero antes de entrar se encontraría el visitante con una pequeña edificación de planta baja. Estábamos ante la llamada Casa Taquilla.



Plaza Arines (Fuente, Galiciana)


Plaza Arines  (Fuente, Arquivo Municipal de Betanzos)


En una de las postales del Pasatiempo podemos ver a la izquierda el camino del Carregal con árboles en sus dos márgenes. (Fuente, Arquivo Municipal de Betanzos)


La Casa Taquilla

   Una antigua edificación empleada por Don Juan anteriormente como caballeriza, hacía las labores de taquilla e incluso de la habitual tienda que actualmente vemos en cualquier museo. Allí parece ser que se compraban las entradas para poder acceder al parque y las famosas postales con las que se colaboraba en la financiación del Asilo y en el mantenimiento del propio Pasatiempo. En un artículo de la época se nos dice que costaban "...a peseta cada una", en cuanto a la entrada, no he encontrado documento alguno que nos de datos sobre el importe de la misma, incluso algún testimonio nos dice que la entrada era totalmente gratis. hablaré de ello más adelante.


Detalle de la postal anterior. Vemos la parte posterior de la Casa Taquilla que "miraba" hacia el interior del parque Destacar que contaba con 3 puertas de acceso y una cubierta simple a dos aguas. La fachada principal, con las puertas rematadas en arcos y el texto PASATIEMPO en la fachada, estaría mirando al exterior del parque y hacia la ciudad de Betanzos.


Detalle de otra postal donde vemos casi la misma vista de la Casa Taquilla. Vemos recortada una silueta blanca contra la fachada, entre la puerta de la derecha y la central, de mayor tamaño que las laterales. Por la forma parece que se tratase de una fuente.


En esta fotografía de la exposición "Historia de Betanzos en fotografías" de Ton Pena y Moncho Presedo, podemos ver el mismo azulejo que en la Casa Taquilla y la Casa de lo espejos, no sé de cual de las dos se trata, pero esa fuente de fundición sobre ese pedestal de hormigón es otro nuevo elemento de que jamás había leído no oído hablar. Seguramente existieran multitud de pequeñas fuentes que no llamarían la atención ante los estanque y fuentes monumentales que sí dejarían al visitante boquiabierto.

  

   Detalle de la fachada principal de la Casa Taquilla. Vemos uno de los arcos que remataban las puertas. A ambos lados del mismo distinguimos a modo de adornos dos herraduras que nos delata el anterior uso de la edificación. En la parte superior vemos en relieve el texto PASATIEMPO. la tipografía usada es la misma que la que veremos más adelante en "España monárquica y sus 18 hijas republicanas".


 


   Un par de curiosidades: he leído que los betanceiros tendrían entrada gratuita. No sé cómo podrían controlar esto, quizá en los comienzos del siglo XX fuesen más honrados y menos desconfiados en ciertos aspectos que lo que somos en la actualidad. Como decía antes, algunos testimonios niegan que se cobrara entrada alguna. 
   Para complicar la hipótesis de tener que pagar la entrada tenemos el gran número de entradas existentes. A día de hoy, sin lugar a dudas, todas serían un coladero de gente que evitaría así pagar la entrada. Imagino que no habría vigilancia en todas las puertas y de nuevo me inclino por pensar en una mentalidad muy diferente a la del ciudadano medio actual.


Planos con las (al menos) 8 entradas con que contaba el parque. 
No puedo confirmar que las puertas de la parte alta sean originales o aperturas modernas en los muros para facilitar las obra de rehabilitación o labores de mantenimiento. Espero confirmar esto cuanto antes.

¿Cuándo desapareció la "Casa Taquilla"?

 En la década de los 80, tras la venta de parte del parque al Concello, la maquinaria de la constructora encargada de las labores de adecuación del terreno destruyeron esta edificación. La misma suerte corrieron muchos más elementos del Pasatiempo. Un grupo de jóvenes solicitaron firmas para conseguir que no demolieran esas partes del parque pero por desgracia no lograron su objetivo.

   Si leéis "<<El Pasatiempo>>, O Capricho de un Indiano" podríais entender que sigue existiendo la Casa Taquilla. Un pie de foto habla del "estado actual" de la misma, obviamente esa foto pertenece al estado actual en el año en que hicieron el libro y podría llevar a confusión.


¿Queda algo de la "Casa Taquilla"?

   Dentro del parque nuevo encontramos  un fragmento de muro totalmente desubicado, sin ningún tipo de información y en un muy mal estado de conservación. Los azulejos y el remate superior imitando al clásico entablamento griego de este muro, son exactamente iguales a los de la Casa Taquilla. Parece ser que se trata de los únicos restos de la Casa de los Espejos, aunque al ser casi igual que los muros de la Casa Taquilla, nos permite hacernos una idea de cómo pudo llegar a ser su aspecto.









Fuentes: 

   - Como siempre debo citar "<<El Pasatiempo>>, O Capricho de un Indiano", (compradlo ya, es una joya).

   - Una charla genial y mucho material fotográfico, no menos bueno, fue el tesoro que saqué tras una visita al Archivo de Betanzos, ayudó tanto a confeccionar esta como varias futuras entradas de este blog.

   - Además debo de agradecer la ayuda de María Pilar Otero Juan Antonio Rodríguez Arnao, quienes participando en la página de facebook del Parque me han dado varios de estos datos que ahora paso al blog.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Construcción del Pasatiempo 1893-1933

  Antes de intentar desgranar cada una de las partes del Pasatiempo, quiero recalcar algunas peculiaridades de su construcción.

   En 1893Don Juan vuelve de Argentina. Ese mismo año comienza a dar forma a su proyecto personal, a su huerta, a su Pasatiempo. Allí volcará mucho más que dinero e ideas, dará riendas suelta a su imaginación y podrá poner en práctica sus ideales.
   


Dicha fecha queda reflejada en el propio parque, frente al Estanque de la Gruta. 

   El año de finalización de los trabajos no es tan claro. Don Juan siguió trabajando en su capricho durante toda su vida, como demuestra la estatua en donde Juan se hizo retratar a sí mismo, ya anciano, jugando con su nieto. Podríamos decir que en 1914 debió de acabarse la práctica totalidad del parque tal cual lo conocemos a día de hoy. Dicha fecha debe de tomarse con cierto valor simbólico.
   El carácter inconcluso del 5º nivel (dónde se ubicaba la escultura anteriormente citada) nos indica que Don Juan seguía trabajando en ella, llenando esta terraza de esculturas, fuentes o murales como ya había ocurrido en el resto del parque. Podríamos afirmar que el Pasatiempo es una obra inconclusa.

   Las obras abarcaron un largo periodo de más de 20 años e incluso sufrió dos largas pausas:
   - Del año 1908 a 1912, cuando se lleva a cabo la edificación del Asilo y las Escuelas financiadas por Don Juan y Don Jesús. Los esfuerzos económicos y la mano de obra cambiaría de ubicación durante estos cuatro años.
   - De 1914 a 1918 debido a la Gran Guerra (conocida años después como la I Guerra Mundial).

   Esta forma de actuar, haciendo la obra tan lentamente, nos puede resultar extraña a día de hoy y creo que merece ser analizada.
   En grandes infraestructuras públicas como puentes, autovías o redes ferroviarias, podemos concebir que una obra dure varias décadas. Expuestas como están a recortes económicos y a cambios generados por caprichos políticos o cambios en los gobiernos. Pero quizá no pensemos lo mismo de un Parque de las dimensiones del Pasatiempo y financiado con capital privado de alguien pudiente. No cabe duda que no fue una obra al uso. No existió un proyecto inicial donde se planificase el parque entero y por ello no existió una única obra entre el 1893 y 1914. Fue un goteo de numerosas intervenciones las que conformaron el Pasatiempo. Los viajes de Don Juan, la llegada de nuevos materiales, de nuevas influencias… todo fue modificando ese rincón de Betanzos de un modo pausado y prolongado en el tiempo. Creo que será difícil encontrar documentación de estas obras, se dice que Águeda, la hija de Don Juan, era la encargada de realizar los planos que materializaban las ideas de su padre. Estamos hablando seguramente de pequeñas obras dentro de su jardín privado, donde quizá no existió material gráfico que surgiese de un estudio de arquitectura ni pasase por organismo de control alguno. Ojalá me equivoque y pudiéramos contemplarlos algún día.
   Otro punto que nos ayuda a comprender lo extraño de la construcción y vida del parque es el carácter filantrópico que tenían en sí mismo. Las gentes de Betanzos trabajaban en él en las épocas de mayor necesidad, parece que en cierto modo se regulaba el volumen de trabajo en el parque en función del paro existente en la zona. Se dice también que los obreros allí empleados recibían instrucción relativa a jardinería o construcción y que además se verían obligados a acudir a las Escuelas mientras trabajaran para Don Juan. Todo ello con el fin de lograr un mayor nivel de educación entre los betanceiros, se dice que en la época Betanzos llegó a tener un índice de analfabetismo muy bajo.

   Intentaré sacar información de documentos y fotos de la época y trataré evitar el “copia pega” que sufre la mayor parte de la información existente sobre el Parque. Conste que yo no puedo evitar citar constantemente a ciertas fuentes como el libro “<<El Pasatiempo>>, O Capricho de un Indiano”, simplemente pretendo analizar lo que iré poniendo en el blog y no repetir ciertas frases como  si fuesen "mantras". Por último, huiré de esas verdades y cifras tan redondas y sobadas que nunca se explican ni justifican.
   En las postales y fotos de la época, quizá la única verdad existente sobre el parque, podemos ver zonas en plena construcción, huecos que con el tiempo tomarían forma, huellas de cambios e incluso elementos que más tarde dejarían paso a otras. Analizándolas arrancaré cada una de las siguientes entradas. Gracias a ellas vemos cómo fue creciendo el Pasatiempo, viéndolas tenemos la única oportunidad de ver como fue el capricho de tan generoso indiano.



domingo, 15 de marzo de 2015

Plano del parque del Pasatiempo - parte no conservada (estado original)

   Os presento de nuevo un plano para conocer mejor el Pasatiempo. De nuevo, al igual que en el plano de la parte conservada, debo decir que no cuenta con medidas exactas ni con un gran nivel de detalle. Simplemente pretendo que sirva para entender perfectamente las entradas siguientes, en ellas entraré a analizar cada una de las partes del parque.

   (Iré modificando poco a poco la leyenda del mapa e iré añadiendo los elementos que pudiera haber olvidado) 

   Este plano no hubiera sido posible sin las siguientes fuentes:
          - Uno de los planos del libro: <<El Pasatiempo>> Capricho de un Indiano.
          - El plano que aparece en la web cronista oficial de Betanzos.
          - Las diferentes fotos del parque original que cayeron en mis manos.
          - Las colecciones de postales del Pasatiempo.

   Podéis ver el plano de la parte conservada del parque en este ENLACE